¡Fuera de Lugar!

Me metí a clases de fútbol y, aunque me gusta mucho este deporte, todavía no lo domino. En mi primer partido me sentí muy nerviosa, tanto que, cuando estaba a punto de meter el gol que nos pondría adelante en el marcador, pateé fuerte pero no medí bien la posición del balón, no le pegué y me caí de cola. Solo escuché las risas de la gente que nos miraba y me quería morir. Lo bueno es que después de unos minutos sí pude anotar... ¡Qué alivio!

Juli

¡Sí me bañé!

Estaba en la cafetería con mis amigas, vi a mi crush a lo lejos y les dije que nos sentáramos cerca de él. Yo volteaba a verlo, hasta que él también me miró y de la nada se empezó a reír muy burlón. Yo me paré y fui al baño para revisar si había algo malo conmigo y ahí me di cuenta de que tenía puesta la parte de arriba de la pijama de Bob Esponja, pues seguramente en la mañana la confundí con mi sudadera. ¡Qué pena!

Yoyi

La Mayor Acosadora

Estaba en el salón de clases, y como aún no llegaba la profe me puse a tomar fotos, pero no me di cuenta de que mi crush estaba enfrente. Sus amigas me vieron y empezaron a burlarse de mí diciendo que le estaba tomando fotos a él. Traté de explicarles, pero vi que no dejaban de reírse, incluyéndolo a él, así que mejor salí corriendo.

Abril S.

¡Cuidado con la Paloma!

Después del recreo, mis amigas y yo pasamos por un minipasillo para llegar al salón de clases, y ahí se reúnen muchas palomas, a las que les tengo fobia. De pronto una muy grande se cruzó en mi camino y dije en voz alta: “no se va a mover”, y cuando avancé, la paloma salió volando. Mi reacción fue gritar, pues me espanté muchísimo. Mis amigas no dejaban de reírse y de señalarme. El problema es que el niño que me encanta venía atrás de nosotras, obviamente se dio cuenta y también estaba muerto de la risa. ¡Ojalá me hubiera tragado la tierra!

Jessica L.

Deja un comentario