¡Caída libre!

Ilustración: Alberto Caudillo

Estaba con mis amigas en la cafetería del colegio y de lejos vi al chico de mis sueños. Empezamos a lanzarnos muchas miraditas y de pronto me levanté de mi mesa para ir por unas servilletas. Cuando regresé, le sonreí mientras me sentaba, pero estaba muy distraída y no medí  la posición de la silla, entonces me caí  de cola frente a él y todos sus amigos.  Lo mejor fue que él salió corriendo para ver si yo estaba bien, y cuando se dio cuenta de que no me había pasado nada... ¡se echó a reír!

Moni

La Niña Gusano

Estaba en el parque con mis amigas cuando una niña llegó corriendo detrás de nosotros y empezó a gritar: “¡tienes un gusano en la cola!”. Todos se rieron y unos niños se acercaron burlándose: “¡sí, tiene algo en la colita!”. Desde ese día mis amigas me apodan “la niña gusano” y aún muero de pena.

Paola V.

¡Mal Momento!

Teníamos fiesta y mi BFF invitó a mi crush. Al enterarme de que él iría, me armé de valor y le mandé un mensaje diciéndole que quería confesarle algo en la party. Llegamos, él se acercó y yo comenté: “me gustas”. Se sonrojó, dijo que yo también le gustaba y se me declaró en ese momento. Le dije que sí, y cuando me iba a besar... estornudé y le salpiqué la cara. Lo ayudé a limpiarse, le ofrecí disculpas... y también quería que me tragara la tierra.

Joleth L.

¡Espía Profesional!

Una vez en la noche estaba vigilando a mi guapo vecino desde la ventana de mi cuarto, cuando llegó un carro blanco a su casa. Yo no tenía idea de que era el auto nuevo de su mamá, y de repente vi que ella y su hermano señalaban hacia mi habitación, desde donde yo los estaba espiando, ¡hasta su papá salió a verme! ¡Qué oso que me descubrieran!

Dulce C.