La Pereztroica y kim De Sutter, ¿a golpes?