¡Verdad o reto!

Ilustración: Alberto Caudillo
Ilustración: Alberto Caudillo

Fuimos a la fiesta de una amiga y nos pusimos a jugar “verdad o reto”. Cuando me tocó a mí, muy valiente, contesté: “reto”, y mi amiga me dijo que le tenía que dar un beso al chico que me ha gustado siempre. Muy feliz me disponía a hacerlo, pero justo antes de darle el beso ¡estornudé!, y un moco gigante se me salió. Obviamente, mi crush se alejó entre risas y cara de “guácala”. Desde entonces muero de la pena al verlo.

Sofía N.

La invisible

Estaba con mi mejor amiga en el recreo y el chico más guapo de la secundaria llegó a saludarla. Como también me encanta, acerqué mi boca a su mejilla para besarlo, pero él solo saludó a mi BFF, movió la cara y se fue ¡como si yo fuera un fantasma! Me puse roja y, obvio, todos se dieron cuenta. ¡Qué oso!

Renata T.

Locamente enamorada

Mi BFF y yo hicimos un test de la revista que era para saber si le gustabas a tu crush o solo serían amigos. Al hacer las cuentas, salió que sí le gustaba, me emocioné muchísimo y empecé a gritar y a saltar por todo el patio del cole. Para mi buena suerte, él iba pasando por ahí y solo nos empezamos a reír. ¡Ahora nos hablamos más!

Romina M.

¡Pantuflas de mala suerte!

Mi crush me invitó a su fiesta de cumple. Estaba tan emocionada que le compré lo que más le gusta. Ese sería el día en el que me prestaría atención, pero durante toda la fiesta no me dirigió la palabra, hasta que mi papá llegó por mí y entró al salón en pantuflas. Todo el mundo se quería reír, lástima que ese fue el único momento en que él me miró. Después de eso, ya no quise volver a hablarle.

Ana G.