¡A esta modelo la vida le cambió por su parecido con Rihanna!

Foto: Twitter

Pocas personas son capaces de sacarle provecho a una característica que los haga diferentes a los demás. Como lo hizo la modelo india Renee Kujur de Chhattisgarh, quien sufrió de bullying por su color de piel, pero gracias a éste, muchos la confunden con Rihanna, lo que le ha abierto más las puertas en el modelaje.

Es tan parecida físicamente que se ha vuelto tendencia en redes sociales y ya es conocida como la “gemela perdida” de la cantante de Barbados.

El portal hindustantime.com afirma que Kujur sufrió desde pequeña bullying por parte de sus compañeros. Recuerdan que en una competencia de disfraces en su colegio ella estaba disfrazada de Hada Madrina y alguien gritó: ¡Mira una hada negra! Todo el público se rió a carcajadas.

Veinte años más tarde, cuando Renne obliga a los fanáticos con autofotos y autógrafos, a menudo se acuerda del incidente. Sonríe y se dice a sí misma: Kuch pariyan kaali bhi hoti hain ... (algunas hadas también son negras).

El portal además afirma que Kujur dijo que ha sufrido a lo largo de su carrera de modelo, rechazo por parte de la industria de la moda, incluso en ocasiones le dijeron que buscara otro trabajo:

Me dijeron que todas las modelos están en la prostitución. No me convertiré en modelo a menos que agradezca a los clientes. Ser negro ya había matado mis posibilidades.

La modelo asegura que fue un amigo el que se dio cuenta de su parecido con Rihanna:

Le facilitó el trabajo. "Photogs les diría a sus clientes que me parezco a Rihanna. De esa forma, fue más fácil convencerlos. Nadie podría negar que Rihanna no era hermosa. Ese tipo de trabajo a mi favor. Aquellos que me llamaron kaali y poco atractivo tienen que retractarse de sus palabras.

Y continuó diciendo:

El factor Rihanna resultó ser una bendición. Rihanna ya ha convencido a la gente de que es sexy y bella, y Occidente está loco por ella. Si me parezco a ella, ¿cómo puedo ser poco atractivo? Así es como funciona nuestra mente. No sé dónde habría aterrizado sin Rihanna.

Tal vez parecerse a una celebridad no sea el mayor triunfo en la vida de alguien. Sin embargo, a veces esto puede ser un alivio e incluso una bendición a la hora de abrirse puertas y, ¿por qué no? para que la sociedad deje de lastimar su autoestima.