¡Un poste se me atravesó!

un poste se me atraveso

Iba caminando por la calle y escribiéndole a mi mejor amiga por WhatsApp. Ella me estaba contando algo del chico que me gusta, así que la charla no podía esperar. De repente, no vi que había un poste frente a mí y me choqué durísimo contra él, pero lo peor fue que hasta me caí de cola. Una señora vendía fruta muy cerca y entre risas me ayudó a levantarme. No podía con la pena pues todos sus clientes me vieron.

Julieta M.

La chica camionera…

Estaba saliendo de la escuela y mi estómago empezó a rugir como si tuviera un león adentro. Al principio pensé que era hambre, hasta que me di cuenta de que era un gas a punto de salir. Resistí lo más que pude, y justo cuando un camión grande y ruidoso pasó por la calle cerca de mí, decidí expulsarlo. Pero para mi mala suerte, sonó más fuerte de lo que esperaba. Obviamente, todos mis compañeros se dieron cuenta y empezaron a reírse de mí. Yo no sabía dónde esconderme.

Paty

Prendas prohibidas…

Era la última clase y estaba con mi BF y el niño que me gusta. Ese día me quedaría a dormir con una amiga, así que llevaba una maleta con mi ropa. No noté que mi equipaje estaba un poco abierto y se asomaba una prenda. Mi crush la tomó para entregármela y ¡eran mis calzones! Y peor, a él se le hizo divertidísimo lanzarlos en medio del salón. Con toda la pena del mundo tuve que recogerlos. Ya no pude mirarlo a la cara.

Vergüenza extrema…

El año pasado fui con mi novio y sus papás a casa de sus primos que viven en la playa. Justo ese día me enfermé del estómago, tenía retortijones, así que al llegar a la casa tuve que usar el baño. Todo iba bien hasta que bajé el agua, ¡y se tapó! No supe qué hacer y le dije a mi novio, quien me ayudó a destaparlo, pero yo no podía ni mirarlo de la pena. Lo peor es que toda la familia se dio cuenta. Fue un fin de semana terrible.

Reni