Del cielo al suelo… ¡Trágame tierra!

del cielo al suelo tragame

Mi cole organiza una miniolimpiada, y en las últimas dos ocasiones gané medalla de oro en los 400 metros planos. Como quería obtener el tricampeonato, me preparé muy bien; sin embargo, durante la carrera y a 10 m de llegar a la meta, vi a mi ex besándose con otra. Eso me sacó de concentración, tropecé y caí de cara. Obvio, quedé en último lugar, con el rostro y el corazón destrozados.

Majo

Amor propio…

Me cité con una amiga en el centro comercial y quedamos flechadas por un chico alto, de aroma encantador y muy lindo, que por educación nos dijo: “Hola”. Decidimos seguirlo en plan de conquista. Y bueno, después de tres intentos, logramos acercarnos a él para decirle: “La verdad es que nos pareces muy lindo y nos encantaría conocerte, ¿nos pasas tu celu o tu facebook?” Y él sonriendo nos contestó: “¡Claro!, me llamo (no lo diremos) y en mi foto de perfil aparezco abrazado de mi esposa, quien por cierto ahí viene”. Obvio, nos quedamos con cara de tontas y corrimos lejos de él. ¡Fue un superoso!

Raquel y Mayra

Carta amorosa…

Un día, se me ocurrió escribirle una carta de amor al chico que me gusta, y guardarla en el bolsillo de mi suéter para dársela a la salida. Sin embargo, durante el día, la carta cayó en algún lugar, y la encontró la mejor amiga de mi crush. A la muy graciosa se le hizo divertido leerla en voz alta frente a todo el salón. Y como soy muy cursi, quedé en ridículo frente a todos; en verdad quería ser tragada por el salón de clases.

Nat