¡¡Splash de vergüenza!!!

splash de verguenza tragame tierra

Salí con mi crush por primera vez y me sentía más nerviosa que nunca. Estábamos comiendo y me dijo algo que me dio muchísima risa, pero fue justo cuando acababa de tomar agua, así que cuando empecé a reír ¡se me salió toda por la nariz! El que no podía parar de reír después era él, yo estaba apenadísima, creo que me disculpé unas 20 veces. ¡Qué oso!

Sara H.

Un gallo suelto…

Estaba en clase de música cuando el profesor me pidió que cantara Cielito lindo, pero justo en la parte del coro se me salió un gallo y frente a mí estaba el chico que me gusta, quien empezó a reírse y le dijo a su amigo: “Luis, hay que agarrar al gallo y meterlo al gallinero del que se escapó”. Yo seguí cantando, pero moría de pena.

Ginita

La amiga gritona…

Fui al gym con mi mejor amiga y vi a un chico guapísimo, así que corrí con ella para decirle dónde estaba él, pero empecé a gritar “¡ven, aquí hay un superchurro, tienes que verlo, le voy a tomar una foto, es mi futuro novio!”. Se me hizo raro que mi amiga no dijera nada, hasta que me di cuenta de que el chico estaba justo detrás de mí. No supe qué hacer, así que mejor salí corriendo.

La loca del gimnasio

Un baile inesperado…

Fui a la fiesta de mi BFF y el chico al que le gusto me sacó a bailar. Empezamos a movernos un poco y, cuando quería alejarme de él, me tropecé y le caí encima. Me puse más roja que un tomate y todos se reían de nosotros. Él no dejaba de preguntarme si estaba bien, yo solo quería que me tragara la tierra.

Lili