6 síntomas que delatan a un mitómano…

tips para decubir a un mitomano

¿Sabías que cada día oímos o leemos más de 200 mentiras y muchas de ellas las decimos nosotras? Desde niñas nos enseñan que mentir es malo, pero un día crecemos y lo olvidamos, empezamos a mentir para que los demás nos vean como nos gustaría ser y obtener aceptación. ¿Es tu caso?

¿Qué es la MITOMANÍA?

Es una enfermedad que consiste en la compulsión por mentir. Los mitómanos son capaces de crear, sostener y creerse sus propias historias. Esto lo hacen con el fin de llamar la atención o evitar cualquier responsabilidad. En la adolescencia, aseguran los psicólogos, es muy común mentir porque estás descubriendo quién eres y quién te gustaría ser. Pero el hecho de que sea común, no quiere decir que esté bien.

La mentira tiene muchas variantes:

  • Verdades que se ocultan. En vez de inventar algo, prefieres guardártelo.
  • Verdades a medias, como decirles a tus papás que te ha ido mal en el colegio, pero no que perdiste algún logro.
  • Promesas imposibles, asegurar que harás algo a sabiendas de que nunca sucederá.

¿Cómo puedes identificar un mitómano?

1. Cambia sus historias todo el tiempo, a veces ella misma se contradice.

2.Todo lo que cuenta lo exagera, así sea algo muy simple.

3.Tiene cuentos casi iguales a los de otra persona, pero mucho más interesantes.

4.Se defiende de manera agresiva si alguien la cuestiona.

5.Olvida rápido lo que cuenta.

6.Es una persona insegura, aunque no lo demuestre:

¿Sabías que…?

  1. En el día decimos, al menos, una mentira sin sentirnos culpables.
  2. Los niños empiezan a mentir desde los dos años. Experimentan con cosas increíbles y luego identifican las mentiras que funcionan.

  3. Los mentirosos tienen más materia gris en la corteza prefrontal, es decir, son personas inteligentes que relacionan hechos e ideas que no son reales y pueden crear historias que todos creerán.

  4. La gente miente más cuando escribe que cuando habla cara a cara.

  5. En promedio, una persona miente 217 veces en enero, muchas veces más que en cualquier otro mes. La mayor parte de esas mentiras es sobre sus vacaciones y regalos.

¡¡¡RECUERDA!!!

Cuando estés a punto de mentir, responde: ¿Por qué mentir? ¿Qué es lo peor que puede suceder si digo la verdad?Mentir acaba con tus relaciones, nadie te tendrá confianza.