¡Mi novio quiere cambiarme! 1de estos 5 casos puede ser el tuyo

Foto: iStock
Foto: iStock

Muchas chicas se quejan porque sus novios quieren obligarlas a cambiar de amigos, de estilo de vestir ¡y hasta de intereses! ¿Se trata de una nueva epidemia?, ¿está bien ceder a las peticiones de sus amados?

CASO # 1: QUE CAMBIE DE AMIGOS

“No sé por qué, pero de pronto mis BFF le parecen una mala influencia a mi novio, ninguno es digno de su confianza y dice que no me conviene estar con ellos. ¿Qué hago?”.

Jimena, 14 años

EXPERTA TÚ:

¿Tus amigos fuman, se alcoholizan, drogan o roban? Si es así, entonces tu novio está en lo cierto, pero si toooodo lo que te dice obedece a que pasas tiempo con ellos o les tiene celos, quien está mal es él y no tú ni tus amigos. Los problemas aumentan cuando tienes un amigo de la infancia que le despierta celos o cuando no se lleva bien con tu amiga de toda la vida.

¿POR QUÉ LO HACE?

Quizá se siente inseguro o piensa que tus amistades se roban tu atención. Habla con él y dile
que ninguno de tus friends es malo, que los adoras y que están en tu vida desde antes que él;  que si te quiere, debe aceptarlos
o al menos tolerarlos y no hacer escenitas aburridoras.

¿DEBES CAMBIAR?

Sí, pero de novio, no puedes andar con un controlatodo que es tan inseguro como un cachorrito recién nacido. Nadie tiene derecho a controlar tu vida ni a decidir con quién puedes pasar tu tiempo.

CASO # 2: CAMBIAR DE COMIDA

“Mi novio siempre me está insistiendo en que no como bien, se la pasa contando las calorías y vigila lo que me llevo a la boca. Me siento mal, porque estoy delgadita y él no me va a arruinar la figura al insistir que coma más, ¿cómo le digo que no se meta en mi plato?”.

Flaquita de oro

EXPERTA TÚ:

Hazte esta pregunta y responde con la verdad: ¿estás comiendo bien?, pues si pasas hambre, te saltas comidas, dejas de consumir tus cosas favoritas por entrar en tus jeans talla 0, te purgas o tomas medicamentos para perder peso, ¡entonces tu chico tiene toda la razón al preocuparse y meterse en tu plato!

¿POR QUÉ LO HACE?

Seguro que gracias a los momentos de convivencia entre ustedes, él se ha dado cuenta de que no te alimentas como es debido y se preocupa por tu salud; de ser así, dale las gracias y aprovecha la confianza que le tienes y lo mucho que lo quieres para hablar de cómo te sientes. Pidan ayuda juntos.

¿DEBES CAMBIAR?

Definitivamente sí, pues de lo contrario él se convertirá en el segundo novio viudo del que se tenga memoria (el primero fue Romeo, el de Julieta). No te lastimes de esa manera. Agradece que cuentas con el apoyo de tu novio y escúchalo.

CASO # 3: QUE CAMBIE MI CLÓSET

“Pensé que lo que le atraía a mi chico era mi forma de ser, de reír y de vestir, pero ahora que somos novios se la pasa criticando mis outfits, sin imaginar que me visto para él, para agradarle, ¿debo hacer una venta de garaje con mi guardarropa?”.

Alecita Linda, 15 años

EXPERTA TÚ:

No debes vestirte para él ni para buscar su aprobación, ¡olvídate de cumplir sus requisitos de moda!, debes ser libre de usar lo que quieras, lo que esté in o te quede bien… ¡sin que tu novio venga a darte clases de estilo! Si le das chance de opinar todo el tiempo sobre lo que te pones, ¡más tarde querrá meterse hasta con lo que piensas!  ¡No lo permitas!

¿POR QUÉ LO HACE?

Tal vez te ves superbonita y teme que otro lo note o no tiene otra cosa que hacer que meterse con tu vestuario. A las chicas nos gusta que los demás opinen sobre nuestros outfits, y cuando nuestro talento en moda no es apreciado por nuestro novio… ¡duele!, pues también nos importa lo que diga él al respecto.

¿DEBES CAMBIAR?

Depende, habla con él y pidele una explicación detallada de por qué desaprueba tu forma de vestir (solo una vez), y si no tiene argumentos como los de Kelly Osbourne, ¡no le hagas caso!, pero si te dice cosas como“es que con esa falda se te ve todo”, es probable que debas escucharlo y preguntarle a tu BFF experta en alta costura, si es verdad lo que él dice.

CASO # 4: CAMBIAR DE HOBBIES

“A Roberto no le gusta que yo juegue fútbol (aunque él también lo practica) porque dice que es un deporte para hombres y que se siente feo verme hacer el ridículo. Además, asegura que él es mejor que yo (aunque sea la capitana de mi equipo) y que no me mete una goleada ¡porque me ama! ¿Tiene razón?, ¿me veo mal jugando?”.

Jamesita Gómez

EXPERTA TÚ:

¡Para nada! Me doy cuenta de que tu novio ve en ti a una fuerte rival y está en la pelea por ver quién es el mejor en el deporte que les apasiona, pero la verdad es que las comparaciones entre ustedes están fuera de lugar. Ya se verá quién es el mejor en sus respectivos juegos, ¡no entre ustedes! Márcale un alto, no dejes tu deporte favorito por nada y no hagas caso de sus comentarios.

¿POR QUÉ LO HACE?

Por inseguridad o porque de verdad cree que eres mejor con el balón que él, pero entre ustedes las rivalidades sobran, lo más importante debe ser su relación y no las competencias sin sentido. Si son una pareja, entonces deben apoyarse.

¿CAMBIAR?

¡Jamás!, invítalo a verte jugar o a acompañarte a un entrenamiento, y haz lo mismo cuando él tenga partido. Tú debes ser su fan, y si él no quiere ser el tuyo, ¡sácale la tarjeta roja de tu corazón!

CASO # 5: QUE CAMBIE DE ACTITUD

“Mi chico es muy sensible, no aguanta nada. Dice que a veces me paso con él, que soy pesada y que no soporta que le pegue o le ponga apodos. Ya me advirtió que si no cambio ¡me va a terminar! Yo digo que no es para tanto y que simplemente me estoy divirtiendo, ¿tú qué opinas?”.

AdelitaMix, 13 años

EXPERTA TÚ:

Es muy probable que tu chico tenga razón, pues una novia es para quererla, cuidarla y no para llevarse feo con ella ni para tenerle miedo por la próxima broma pesada que se le vaya a ocurrir. Tú deberías ser más tierna y cariñosa y dejar de ver a tu chico como un costal de entrenamiento. La verdad es que él tiene razón: no hay por qué aguantar maltratos, bromas pesadas y acoso de la persona que se supone debe quererlo más.

¿POR QUÉ LO HACE?

¡Porque lo lastimas!, portarte así puede bajarle la autoestima a cualquier chico, incluso hacerlo enojar, porque no está en posición de pegarte o portarse igual de pesado que tú, ya que sin duda es un caballero. Si sigues así, vas a aburrirlo y no faltará mucho para que te mande a volar. Ahora, si buscas eso, habla con él de frente en vez de invitarlo al maltrato entre ustedes.

¿CAMBIAR?

Sí, pero ya, no solo con él, sino con tus demás relaciones. Mira qué tan pesado te llevas con los otros y analiza el porqué de esta situación, ¿te hicieron algo que te dañó, les guardas rencor? Deja de andar por la vida castigando a la gente, ¡no eres una juez!, y menos asumas el castigo que se merecen.