¿Sabías que las nubes pueden avisar lo que te depara el futuro?

Mirar las nubes es una de las terapias más relajantes del mundo, porque dejas volar tu imaginación para ver caras, animales o monstruos en el cielo. Pero la próxima vez que te acuestes sobre el pasto, analiza muy bien lo que ves, debido a que estas formas pueden delatar tu personalidad o ser avisos de lo que te depara el futuro. Solo una recomendación: nunca trates de visualizar a las malas una imagen, deja que naturalmente se vaya formando. Aquí te proporcionamos las figuras más usuales.

Dragón:
Posees una fuerte personalidad y gran determinación, aunque también simboliza la necesidad que tienes de sobresalir y llamar la atención de todo el mundo.

Castillo:
Indica vanidad, espiritualidad y protección. Suele ser presagio de riquezas o de dificultades futuras, pero finalmente saldrás avante de ellas.

Perro:
Simboliza intuición, lealtad, protección y generosidad. Te caracterizas por tus valores y buenas intenciones, que atraerán como imán la felicidad.

Ogro:
Denota rencores y temores que no han sido resueltos, asimismo es un claro signo de que se avecinan frustraciones y decepciones
amorosas en el futuro.

Gato:
Sugiere que debes estar alerta y cuidarte de tus enemigos, sobre todo de tu dizque “BFF”.

Duende:
Ternura, éxito, reconciliaciones y nuevas relaciones.

Ovni:
Dispuesta a vivir nuevas aventuras, a ver el mundo con otros ojos, no te asustan ni los cambios, ni lo desconocido.

Sapo:
¡Eres muy afortunada!, porque tienes contigo a muchos amigos incondicionales.

Ángel:
Estás rodeada de aliados espirituales que te protegen de envidias y malas energías que puedan surgir en el salón de clases. Te cubren el amor y la felicidad.

Oso de peluche:
En tu próximo cumple recibirás muchos regalos que te harán recordar tu infancia.

Unicornio:
¡Suerte en el amor! En poco tiempo alguien aparecerá y cambiará el rumbo de tu vida ¡para siempre!

Corazón:
Estás pasando por un momento de melancolía y nostalgia por amores del pasado. Anuncia problemas en tu hogar.

Conejo:
¡Buena energía!, aventuras de peli y la aparición de un lindo prospecto en las próximas semanas.

Paloma:
Paz interior, armonía, tranquilidad y esperanza. Probablemente atraviesas un momento en el que te sientes independiente y libre, te gusta disfrutar de la vida.

Cara:
Significa que tus relaciones amorosas van por buen camino. Surgen nuevas amistades (tienes un vínculo muy especial con ellas) y reflejan tu buen carácter y humor.

Lobo:
Soledad, orgullo y confianza en ti misma. Te encuentras inquieta y no puedes parar de hacer cosas.

Cabaña:
Es un mensaje de que seas feliz con lo que posees y dejes de preocuparte por cosas que no valen la pena.

Pluma de aves:
Señal de mensajes que sugieren contacto con tu yo interno (intenta practicar yoga o meditación). Se solucionan algunos malentendidos y al fin logras aclararlo todo.

Dinosaurio:
Denota inferioridad, miedo a algo; por ejemplo, a hablar en público o a presentar una exposición en el cole. Te cuesta trabajo controlar tu enojo, cambia tus costumbres y forma de pensar.

¿Cómo debes leerlas?

Denota inferioridad, miedo a algo; por ejemplo, a hablar en público o a presentar una exposición en el cole. Te cuesta trabajo controlar tu enojo, cambia tus costumbres y forma de pensar.

El viento y el futuro:

* Escribe cinco posibles predicciones (lo que podría pasar con el amor, el cole o la familia), cada una en un círculo de papel.

* Llévalas adonde haga viento.

* Dibuja un círculo en el suelo y ubica adentro los papeles.

* El último papel que quede dentro, cuando el viento sople, es la predicción que se cumplirá.

* Si todos los papeles se escapan, pregunta otro día.

¿Sabías que las nubes?

* Están formadas por agua que se ha condensado y se mantiene suspendida en la atmósfera.

* Son blancas porque las atraviesa la luz, pero si están cerca de hielo o mar, varían su color.

* Se clasifican según su altura y apariencia.

* Cuando no pueden soportar más el peso de los cristales o las gotas de agua, se descargan, originando la lluvia.