¡Morat en aprietos!

Ilustración: Juan Ruales

Los guapos chicos de Morat nos cuentan los momentos en que gritaron ¡trágame tierra!

villamilJuan Pablo Villamil: El nudista

"Un día iba caminando por Bogotá y empezó a hacer mucho calor. Levanté los brazos para quitarme el saco y de repente tenía en las manos no solo el saco ¡sino también la camiseta! Me tocó caminar media cuadra rezando que nadie conocido me viera mientras me ponía la camiseta otra vez".

 

 

 

 

simon

Simón: El imprudente

"Estaba en la casa de un amigo y llegó de visita su prima, a la que hace mucho yo no la veía. Pensé que estaba embarazada, así que le pregunté que para cuándo era el bebé... Lastimosamente, no estaba embarazada".

 

 

 

 

martinMartín: El tropezón

"La universidad en la que estudiamos queda en la ladera de una montaña, por lo que hay muchísimas escaleras. Una vez iba saliendo de clase de 7 a. m. muy dormido, y en lugar de bajar un tramo de escaleras como la gente normal, me tropecé y rodé escaleras abajo en frente de toda la universidad."

 

 

 

 

 

isaza

Juan Pablo Isaza: El confundido

"Cuando era pequeño y estaba en clase siempre confundía el nombre de la profesora y la llamaba “mamá” por error. Siempre que me pasaba, era la atracción principal del salón y todos se me burlaban."