¿Cómo ser honestos cuando la verdad es fuerte?

Foto Istock
Foto Istock

Desde que estamos pequeños escuchamos a las personas mayores decirnos "NO DEBES MENTIR". Sin embargo, a medida que creces te vas dando cuenta que eso que te dijeron durante años no es tan fácil de poner en práctica porque puedes herir a alguien, ¿cierto?

Entonces, te preguntarás cómo encontrar el balance entre la verdad, el tacto y las mentiras blancas para seguir aplicando lo que me enseñaron desde pequeño y no herir susceptibilidades.

¿Cómo ser honestos sin perder una amistad o cualquier relación?

Debes aprender a escuchar:

Toma el tiempo necesario para pensar y responderle a esa persona que está pidiendo tu opinión. Ponte en sus zapatos y busca las palabras más adecuadas para decirle lo que piensas. Así evitarás que se ponga a la defensiva y tú serás completamente honesto(a).

La verdad duele:

Hazle saber que serás sincero con ella aunque eres consciente del riesgo que estás corriendo por perder su amistad o relación, ya que la verdad duele. Aclárale que lo haces porque piensas que es lo mejor para esa persona. Debes aclarar que estás buscando una solución y no un conflicto.

Pregúntate: ¿es verdad?, ¿es necesario?, ¿es amable?

Si no puedes responder a todas estas preguntas de manera afirmativa, entonces es probable que tu “honestidad” tenga una verdadera razón como envidia o rencor hacia esa persona. Si quieres comunicarlo necesitarás volver a pensar en lo que tratas de comunicar.

¿Quieres ser honesto?

Debes estar consciente de que los demás pueden serlo contigo y estar preparado(a) para aceptar la verdad.