Hechizos que te ayudarán en el cole, incluso a pasar de año

La magia sí puede ser tu aliada en el cole cuando necesites una ayuda extra. Sigue estas efectivas cábalas en el salón.

Ser popular

Si deseas que los demás noten tus cualidades, dibuja en una hoja blanca una estrella amarilla y escribe en ella tu nombre. Llévala contigo cuando tengas que hacer una exposición o realices cualquier actividad que requiera contacto con el público. Te dará mucha seguridad y simpatía.

Renovar energías

Si ya te cansaste de estudiar, pero tienes que seguir porque debes alguna tarea o examen, toma una pausa: Mete en un vaso con agua las cáscaras de tres limones amarillos, deja reposar ese líquido y lávate el rostro con él. Esa esencia cítrica refrescará tu mente y te dará energía. *Si tienes tiempo extra, también puedes salir a caminar un rato o comer una fruta antes de regresar a estudiar.

Se acercan los exámenes finales y necesitas ayuda ¡gánate al profe!

Una imagen muy conocida es la de los alumnos llevándole una manzana al profesor, ya que este fruto representa la sabiduría. Por lo tanto, si deseas entender mejor a tu profe, coloca dos manzanas juntas en una cesta o pequeña canasta, diciendo: “mediante estos frutos se conecta la enseñanza”, y déjalas ahí toda la noche. Al día siguiente, regala una al maestro(a) y come tú la otra. Entenderás mejor las explicaciones y temas. *Otra opción es regalarle un dulce o chocolate; aunque no es tan saludable como la manzana, ¡también funciona!

Alejar la mala vibra

Existen tres hechizos para esta finalidad: el primero, para protegerte de la mala vibra en general. El segundo es para evitar los chismes y el tercero para que alguien que te molesta se aleje de ti y tome su propio camino.

Hechizo A: El rojo es un color que protege de manera natural contra la envidia, y una forma discreta y efectiva de usarlo es en la muñeca (es por eso que a los bebés les atan hilos rojos alrededor de su manita y así los defienden del “mal de ojo”). En tu caso, una bonita pulsera roja o con algún detalle de ese color, cumplirá la misma función. Pero si existe alguien que constantemente te está molestando, llegó la hora de tomar cartas en el asunto y hacer estos hechizos.

Hechizo B: Si la persona en cuestión es muy chismosa e incluso ha inventado cosas malas de ti, busca un hueco en una pared y tápalo con una bolita de papel mojado, diciendo en tu interior: “Con este papel se callan también tus chismes”.

Hechizo C: Si se trata de alguien que te molesta en mala onda, escribe las iniciales de su nombre en un papelito y rocíales limón. Dobla el papel y mételo al congelador por una hora. Verás que al día siguiente ya ni te mira (algo que te conviene porque así estarás más tranquila) o se calma bastante. ¡Superefectivo!