La magia del espejo…Dicen más de lo que crees

Desde tiempos antiquísimos, los espejos han sido vistos como objetos mágicos, llenos de supersticiones y hasta un medio para adivinar el futuro, debido a que aumentan la energía positiva del lugar donde los ubiques (menos en la habitación). Claro que si son parte de la decoración de tu cuarto, no te preocupes, lo más recomendable es guardarlos dentro de tu clóset y sacarlos sólo cuando los vayas a utilizar, ya que se tiene la creencia de que son portales o puertas al más allá.

¿Se te ha roto un espejo? Lo que debes hacer contra- hechizos del espejo roto

Espera unas horas antes de recoger los pedazos y luego entiérralos. Hazlo bajo la luz de la Luna.
Si tienes oportunidad, arroja los fragmentos a una corriente de agua que los lleve en dirección contraria a la tuya. Elige un lugar para tirar los trozos (que no afecte a nadie) y por donde nunca más vayas a pasar.

Tipos de espejo para cada necesidad

Pa kua
Se trata de un espejo rodeado por un diagrama octagonal en el que se ven los 8 trigramas básicos del I Ching -base del Feng Shui- que actúa como defensa y rechaza de inmediato toda la energía negativa (cómpralo en tiendas chinas).

Cóncavo (curva hacia dentro): jala o atrae lo reflejado.
Colócalo: en la puerta de tu habitación, casa o ventana por fuera, reflejando lo que quieres atraer.

Convexo (curva hacia fuera): refleja lo no deseado para alejarlo de tu vida para siempre.
Colócalo: fuera de la puerta de tu habitación o de tu casa.

Octagonal: si en tu casa se respira paz y tranquilidad, es bueno situarlo en la puerta de entrada por fuera, lo que hará es que la energía positiva circule en el ambiente, atrayendo buenas vibras y bendiciones para toda tu familia.
Colócalo: donde quieras que la energía no se disperse o se concentre, como en la sala de tu casa, por ejemplo.

Plano: devuelve la energía negativa a su origen y favorece la entrada de la positiva a tu vida o familia.
Colócalo: en el exterior de tu casa, arriba de una ventana.

Consúltalo

Esto es lo que debes hacer para descubrir qué te dice el espejo:

  • Lleva un espejo de vidrio a un lago, estanque o arroyo (también se puede utilizar un recipiente grande o cubeta con agua).
  • Formula una pregunta que se pueda responder fácilmente con un “sí” o un “no”.
  • Sumérgelo completamente en el agua tres veces, sacándolo de nuevo cada vez.
  • Al hacerlo por última ocasión, debes contemplar su superficie. Si el reflejo es claro, la repuesta es sí; si está distorsionado, es no.

Otra forma para consultarlo:

Saca un espejo por una ventana, en un día y a una hora en que el Sol entre por ella a tu casa.
Sostenlo de modo que refleje la luz solar en el techo y observa las formas móviles que aparecen, éstas son imágenes de tu futuro.

El lugar adecuado para poner un espejo:

  • En tu escritorio o en un sillón que esté dando la espalda a la puerta. Coloca el espejo de forma que refleje la entrada.
  • En el comedor. Se sabe que si refleja un frutero, duplica la energía de prosperidad y abundancia. La familia que se sienta junta a la mesa, se verá beneficiada, pues la energía de unión se amplifica.
  • Frente a la estufa para incrementar la energía del fuego, ya que la cocina es el centro de la prosperidad de toda tu casa.
  • Detrás de una fuente de agua o acuario, puesto que al multiplicar su imagen, potencian los efectos positivos del agua en movimiento.