Clavado casual…

Clavado casual

Iba con toda mi familia hacia un restaurante muy lindo porque era el cumpleaños de mi abuelita. Comentábamos un chisme buenísimo con unas amigas en un grupo de WhatsApp, y como mis papás se chiflan si uso el celular en la mesa, aproveché para enviar los últimos mensajes mientras caminábamos por el centro comercial. Pero iba tan distraída que no me di cuenta de que frente a mí había una fuente: me mojé toda y hasta me lastimé la pierna. Mi familia, que es muy escandalosa, empezó a reír sin parar y todo el mundo volteó a mirarme.

¡El peor día de mi vida!
Fer

AMIGA

Fui de vacaciones a la playa con una amiga que se llama Karen. Estábamos en la piscina y vimos a un chico muy lindo que pasó caminando frente a nosotras, entonces mi amiga le gritó: “Qué guapo, ¡cuerpazo!”, pero se volteó rápidamente con disimulo. Yo, en cambio, seguía mirándolo y el chico pensó que era yo la que había gritado. ¡Quería que en ese instante me tragara la piscina!

Valeria

TERROR en vivo

Tengo un amigo al que le encanta hacer bromas y un día casi me muero. Teníamos que hacer un trabajo juntos y quedamos de vernos en su casa para trabajar. Antes de llegar, me mandó un mensaje para decirme que no demoraba, que no había nadie en su casa pero que me había dejado la llave escondida para que pudiera entrar. Aunque mi idea era esperarlo, se tardó un buen rato, hacía mucho calor y no tuve otra opción más que entrar. Unos segundos después de sentarme en su sala, el muy idiota salió de detrás del sillón y casi me mata del susto. Lo peor es que lo transmitió todo por Snapchat y varios de nuestros amigos me vieron pegar tremendo brinco.

Alicia

URGENCIA en el baño

Estaba en la casa de mi mejor amiga y entré a su baño después de un fuerte dolor de estómago. Para mi desgracia… ¡no había agua y me quería morir! No sabía qué hacer y empecé a llenar el tanque del WC con el vasito en el que se ponen los cepillos de dientes. El hermano de mi amiga, que por cierto me encanta, empezó a tocar para ver si estaba bien o necesitaba ayuda. Solo quería que me tragara el baño. ¿Por qué a mí?… ¡¿Por qué!?

Margarita