Ceremonia de horror

Tragame Tierra Oso

En el cole se realizó un evento deportivo muy importante y a los de mi salón, que somos los más aplicaditos, nos tocó dirigir la inauguración. Yo era la primera que hablaba en el micrófono para darles la bienvenida a los colegios invitados, pero no se escuchaba nada. Como estaba nerviosa, se me salió una grosería ante el micrófono que, según creía, estaba dañado, pero funcionó justo en ese momento y mi palabrota se escuchó a todo volumen en todo el auditorio. Lo bueno es que todos se empezaron a reír.

Judith 

Cuidado; gases tóxicos

Estaba con mi crush en el centro comercial, pero tenía un dolor de estómago brutal, por lo que me separé de él un momento para sobarme la barriguita. Aproveché que mi chico no estaba cerca, o al menos eso creí, para soltar un gas. Lo malo fue que ¡estuvo parado detrás de mí todo el tiempo! Me di cuenta porque dijo en voz alta: “¡Qué asco!”, olía tan mal que no pude hacer otra cosa que empujarlo para alejarlo de ahí.

Sofi

Mensaje incómodo

Una vez estaba mensajeando en el grupo de WhatsApp de mi familia y al mismo tiempo con mis amigas del cole. En la conversación con mis papás, tíos y primos, todos estaban en el drama porque mi abuelito estaba enfermo y yo cometí el error de mandar un meme supergracioso pensando que era el chat de mis BFF. Obvio, todos empezaron a regañarme, a decirme que no era momento para chistes y cosas así. Yo quería que me tragara el celular.

Vania V.

Moñona humana

A la salida del cole vi de lejos al chico que me gusta, así que corrí como loca para alcanzarlo a ver si nos íbamos juntos. Iba tan rápido que empujé a un par de chicas que iban caminando distraídas, tropecé y ellas cayeron sobre mí. Lo peor de todo es que llevaba falda y se me vio hasta el apellido. Medio colegio se rió de nosotras, pero más de mí. Obvio, no alcancé a mi crush.

Ashanti LL.

También te puede interesar ver Venti-trágame tierra