Entrevista exclusiva con Nick Jonas

Sentado en un sillón frente a nosotros, Nick luce el cabello supercorto, viste camiseta blanca, camisa a cuadros, jeans oscuros ligeramente desteñidos y unas botas negras de cuero con aplicaciones de un material sintético que parece especial para andar en días lluviosos. Empezamos a hablar sobre un par de asuntos cotidianos. Lo más duro en términos profesionales y lo más peligroso que podría cruzarse en un día cualquiera, esos fueron los primeros interrogantes. “Aprender a bailar no me resultó precisamente sencillo”, respondió al primero. Y, sin pensarlo demasiado, dijo que “en la misma medida que me encantan los chocolates, siento un profundo respeto por ellos” (risas). Nick tiene diabetes tipo 1.

Así fue nuestra conversación con él.

¿Qué define una canción? ¿El sentir o el pensar?

¡Uy! Diría que si lo pienso demasiado, a veces las cosas no resultan tan rápido. Por eso algunas canciones toman más tiempo hasta completarse. Creo que lo que sientes se convierte en un factor determinante. Por eso, cuando escuchamos ciertas canciones, nos sentimos alegres o melancólicos. Nos dejamos llevar por ese mismo sentimiento que las creó.

¿Desde cuándo te sentiste atraído por el escenario?

A partir de experimentar placer en los instantes cuando actúo frente al público. De haber sufrido pánico escénico, hoy estaría dedicado a algo muy diferente. Ese gusto lo adquirí desde muy pequeño, lo he vivido como algo completamente natural.

La familia ha tenido un papel importante en tu desarollo profesional...

He tenido esa suerte. Con mi padre y mis hermanos comparto la maravilla que significa hacer música. Ellos siempre han sido un gran apoyo para darme cuenta de que este camino es el correcto, el que debía tomar desde la infancia.

Etapas en tu carrera artística... ¿Cuál ha sido una de esas grandes lecciones que has aprendido como solista?

Básicamente, creo que la responsabilidad y la determinación con las que debo dirigir el timón de este barco. Las opiniones de mi familia y de mis colaboradores más cercanos siguen siendo muy importantes para mí, solo que al final soy quien debe tener la última palabra.

¿Fue muy complicado el inicio de tu carrera sin tus hermanos?

No hay cambios sin que te invada cierta incertidumbre o desconcierto. Incluso la nostalgia también tiene un papel relevante en medio del proceso. Pero de eso se trata la vida misma, de cambios y de evolución, sin dejar de sentirte agradecido por todo lo que ha pasado y con quienes te han acompañado.

¿El ritmo de tu corazón te dice si haces lo correcto?

Esos latidos que aumentan cuando tienes una idea o lo más básico para una melodía, son una cuestión infalible. Cuando percibes que el ritmo cardiaco se acelera es porque hay algo, es como un detector de tesoros. Esa alarma te advierte cuando has encontrado algo importante.

¿Consideras que te diviertes mientras trabajas?

¡Por supuesto! Si algo no resulta, lo único que significa es que por ahí no debes seguir, no has fracasado. Hay aspectos en la vida que no siempre te provocan una sonrisa, pero tu trabajo debe estar conectado con esa fuente de diversión y regocijo.

Tags from the story
, , ,