Amor chiquito

3

En mi calle abundan los chicos lindos, y bueno, hace poco, uno de ellos me pidió que fuera su novia. Es muy lindo y buena persona, pero muy bajito, así que antes de responderle lo pensé un momento, porque yo soy alta. Al final, su estatura no me importó y le dije que sí. Lo que seguía era darnos un beso y… ¡me tuve que agachar! En ese momento, sus amigos, que nos estaban viendo, se empezaron a reír. Muero de pena cuando nos besamos en público.
Dulce

Un lujoso desastre
Hace poco, mi novio me invitó a un restaurante superlujoso. Todo iba muy bien, tenía la cita de mis sueños, hasta que en el momento de ordenar me decidí por una langosta en salsa francesa; pensé que sabría delicioso, pero no, ¡vomité al primer bocado! Fue horrible, yo moría de pena y deseaba que me tragara la tierra.
Nathi

¡Llamen a los bomberos!
Fui a una cafetería con unas amigas, y luego de un rato, un par de chicos muy lindos entraron al mismo lugar. Nosotras estábamos tan embobadas con su belleza, que sin querer moví la mesa y derramé el café sobre mis piernas; como aún estaba muy caliente, grité y lloré como loca frente a los ojos de esos chicos. Fue muy vergonzoso, pero en verdad me dolió.
Dany

Inauguración del horror
Hace poco, hubo una especie de juegos olímpicos en el colegio, y mi profesor de música me pidió que cantara en la inauguración. A media canción, y sin que me diera cuenta, mi vestido se atoró con un clavito que estaba salido en el piso de la tarima; entonces, al caminar lo jalé con tanta fuerza que el vestido se me rompió y todo mi trasero quedó al descubierto. Obvio, todos se rieron de mí y yo solo deseaba ser devorada por la tierra.
Fer

Tags from the story