Una asquerosa cita…

1

Un día fui con mis amigas al parque de diversiones sin imaginar que ellas, a mis espaldas, habían invitado al chico que me gusta. Total que durante el día estuvimos comiendo demasiado, entonces cuando nos subimos a un juego en el que a él y a mí nos tocó ser pareja, comencé a sentirme mal, me mareé horrible y acabé vomitando encima de mi crush. Obvio, yo superapenada le ofrecí mil disculpas, y como es muy lindo me perdonó. ¡Qué oso!
Stef

Sólo quería meter gol
Un día, estaba jugando fútbol con unos amigos del colegio, hicimos tres equipos y en uno de los partidos me tocó jugar contra el equipo de mi crush, quien se quedó en la banca para verme. Entonces, cuando estuve a punto de meter un gol, un chico me metió el pie y me caí de cola sobre el balón, reboté y aterricé en el suelo; mi platónico se estaba muriendo de la risa. En verdad me dio mucha pena.
Gaby

Risa pegajosa
El chico de mis sueños es el más gracioso del universo, y yo, la niña más simple del mundo, así que todo lo que hace o dice me causa gracia. Un día, mientras nos hablábamos muy cerquita, como si nos fuéramos a besar, dijo algo muy tonto y empecé a reír, pero lo hice con tanta fuerza que un moco salió de mi nariz y se le pegó en el cuello; en ese momento quería que me tragara la Tierra.
Caro

¡Me pilló mi papá!
Tenía una traga, y me la pasaba hablando de él con mis amigas por WhatsApp, pero en las noches borraba las conversaciones para que mi papá no las viera (él siempre revisa mi celular). Un día olvidé eliminar los mensajes y mi papá se enteró de todo. Cuando me preguntó quién era ese chico, enmudecí, pues mi papá es superceloso.
Dani

Tags from the story